Buscando al entrenador ideal

sunny1.png

No hay nada más hermoso que un perro llegue a nuestra vida, ya sea siendo cachorro, adolescente o adulto. Los primeros días en casa son los más bellos, y a algunos nos pasa que queremos sacarles mil fotos y videos de como se van adaptando a nuestro hogar y nuestra vida.

Pero de la noche a la mañana, ese tierno perrito que nos enamoró a primera vista, está comenzando a comportarse extraño. Hace pipí en los peores lugares (como arriba de la sala), comienza a romper cosas, a volverse un torbellino trepa-paredes, y no se cansa con las mil horas de paseo que le damos.

Y es cuando entramos en desesperación y nos vemos en la necesidad de buscar ayuda… pero en Facebook: ¡Mi perro destroza todo! ¿Cómo puedo calmarlo?

En Facebook, google o en cualquier otro medio de internet nos encontraremos con mil cosas, desde aquel que te dice “dile “NO” firmemente para que sepa que tu mandas”, hasta aquel que te dice “no batalles, escupe en su comida para que cuando coma huela tu saliva y te respete como líder”... en pocas palabras, hay de todo.

Ya después de intentar mil cosas (o hacer una revoltura de todo lo que encontraste para tener como resultado un perro aún más confundido y mas estresado por no entenderte), ahora si pasamos a la opción que debimos haber tomado desde el principio… más bien, desde antes de integrar un perro a la familia: ayuda y asesoría de un profesional.

Y la pregunta del siglo: ¿Como encontrar el entrenador adecuado?

Para encontrarlo es cuestión de entender algunos puntos importantes como los que compartimos a continuación:

sunny2.png

Y la pregunta del siglo: ¿Cómo encontrar el entrenador adecuado?

Para encontrarlo es cuestión de entender algunos puntos importantes como los que compartimos a continuación:

Compromiso con tu perro.
Primero que nada, debes tener muy en claro que el entrenamiento o rehabilitación no dependen sólo de la habilidad y conocimientos del entrenador, sino también (y muy importante) de que tanto te comprometas con tu perro para realizar los ejercicios y entrenamiento, después de todo tu eres quien tiene la relación y el vínculo con tu mejor amigo de 4 patas.


Metodología y filosofía.
Si bien es importante saber que estudios tiene el entrenador, también es importante conocer su propia metodología y filosofía pues tal vez podrá decir que tiene 15, 20, mil años de experiencia, pero eso muchas veces no significa que su forma de trabajar sea la adecuada para un perro y aquí debemos entender que lo importante es nuestro perro, comprenderlo para poder ayudarlo y ayudarnos a comunicarnos mejor con él.
Para saber más sobre si un entrenador es el adecuado para tu perro, te puedes guiar con las siguientes preguntas:


¿Con qué métodos trabaja el entrenador?
En esta parte es importante comprender los conceptos de “métodos aversivos o de castigo” y “métodos positivos”. ¿Diferencias? La primera se basa en castigos físicos, regaños, jalones de correa y (en algunos casos) golpes o toques que no aportan nada educativo para el perro, pues lo único que provocan es cortar una conducta e infringir miedo o dolor para que el perro no repita esa conducta.
Los métodos positivos por lo general tienen una filosofía de respeto hacia el perro. Son métodos usualmente basados en la comprensión del lenguaje canino y de reforzar conductas por medio de motivadores (premios) en un ambiente de aprendizaje divertido para el perro. Sin embargo debemos tener cuidado pues existen entrenadores que por falta de estudios no comprenden estos conceptos y los combinan (refuerzan las conductas positivas y golpean por conductas negativas) lo que puede provocar perros confundidos a los que se les acumule estrés y ansiedad y lleguen a adquirir conductas destructivas por lo mismo.
El método que elijas dependerá de lo que tu buscas en tu perro: controlarlo o comprenderlo.
Yo en lo personal, mil veces prefiero comprenderlos y tener una buena relación, comunicación y vínculo, y eso definitivamente NO se logra con castigos.
 

¿Que tipo de herramientas de entrenamiento usa?
Las herramientas dependen del método con que el entrenador trabaje y sobre el conocimiento que tenga sobre los perros, pues lamentablemente hay entrenadores que por falta de información te podrán decir que ciertas razas deben de trabajar con herramientas de castigo. Las herramientas son solo un complemento, pues lo más importante es que tu entrenador primero comprenda la situación por la que tu perro está pasando para después poder crearte un plan de trabajo en base a las necesidades de tu perro.

¿Su filosofía está basada en el respeto y bienestar del perro?
Esto es algo indispensable pues es lo que te ayudará a saber si tu entrenador realmente tiene respeto y comprensión hacia el mundo canino.  

¿Tu entrenador conoce sobre el lenguaje canino?
Lo más indispensable para un buen entrenador. Todos los entrenadores DEBEN de saber sobre el lenguaje canino, pues esto es clave en la educación y entrenamiento de tu perro.  Detectar cuando tu perro está estresado, que es lo que lo pone ansioso, que es lo que le falta a nivel físico, mental y emocional.

¿Tu entrenador discrimina la raza de tu perro?
Hay casos en los que los entrenadores rechazan clientes por tener perros que “no se pueden entrenar” o por ser “razas difíciles”... El hecho de que cada perro tiene su ritmo de aprendizaje y diferentes niveles de energía y temperamentos, no significa que hay perros que no pueden aprender. El aprendizaje depende principalmente de la habilidad del entrenador para comunicarse con los perros y entender sus necesidades y carencias.

Sus propios perros hablan por el.
No hay mejor demostración de la metodología de un entrenador que sus propios perros. ¿Son perros estables y felices? ¿Son perros que cerca de su guía/entrenador muestran señales de miedo y estrés? ¿Cómo es la relación que tienen sus perros con el/ella? Pide conocer a sus perros y el trabajo que tiene con ellos, créeme los perros no mienten ;) .

 

Estudia un nuevo idioma: el lenguaje canino.
Así como las personas tienen su propia forma de comunicarse por medio de palabras, los perros también tienen su propio idioma basado en expresiones corporales principalmente. Entender y estudiar el lenguaje canino no solo nos ayudará a comprender a nuestro perro, sino también a descubrir si el entrenador con el que acudiremos está al pendiente de nuestro perro a la hora de comenzar un entrenamiento. ¿Cómo se siente mi perro con la metodología? ¿Que tanto estrés muestra con las herramientas de trabajo? ¿El entrenador realmente comprende lo que mi perro le quiere comunicar?
Una muy buena recomendación para comenzar a estudiar este tema es seguir el trabajo de Turid Rugaas, quien es la autora del libro “Lenguaje canino: señales de calma”. Nuestra percepción de los perros cambia bastante cuando comenzamos a leer su lenguaje y comprender que los perros si “hablan” :)

 

Un entrenador también puede ayudarte y asesorarte si piensas en añadir un nuevo miembro canino a tu familia. Si buscas una raza en específico, poder estudiar sus necesidades específicas de acuerdo a la raza, más las necesidades básicas (físicas, mentales y emocionales) que todo guía debe tener muy presente y estar listo para cubrir antes de su llegada.

Así que, ya sea si nuestro perro realiza conductas que deterioran nuestra relación con el, presenta miedos, estrés o conductas agresivas con otros perros y/o personas… o incluso si ya tienes una buena relación con tu perro pero quieres introducirte al mundo de los deportes caninos, recuerda investigar bien al entrenador que encuentres, no solo por el trabajo o estudios que tiene sino también por el cómo es su forma de respetar a los perros y procurar su bienestar físico, mental y emocional ante todo.



Nancy Treviño
Entrenadora en The Thunder Paws