Entrenando a mi perro a hacer sus necesidades en el lugar correcto

Sin-título-1.png

Debes saber que los cachorros aprenden a salir de su “nido” para hacer sus necesidades entre la semana 3 y 8 de vida. Antes de ésto ellos orinan y defecan dentro del nido, por lo que la madre limpia para evitar dejar rastros que atraigan “predadores” (Este comportamiento es herencia del lobo)

A partir de la 8a semana de vida es cuando el cachorro empieza a desarrollar su preferencia de sutrato que quiere decir que empiezan a querer orinar y defecar en una superficie en especial, por lo que es la época ideal para iniciar su entrenamiento.  Los perros que no desarrollan esta preferencia de sustrato es por que fueron encerrados en las tiendas y jaulas desde sus primeras semanas de vida, éstos son perros que pueden llegar a ser muy problemáticos y batallarán en distinguir cuáles son los lugares indicados para hacer sus necesidades y cuáles no lo son.

Ahora veamos los puntos a seguir para que nuestro perro haga sus necesidades en el lugar correcto:

1. Supervisar; lleva a tu perro con regularidad al lugar en donde éste debe de hacer sus necesidades, el tendrá más ganas después de jugar, comer, beber, si notas que éste empieza a oler un lugar y empieza a dar vueltas, quizás es hora de llevarlo al jardín para que haga sus necesidades.

2. Prevención; hay que tener rutina que se respete diario, tu estarás llevando a tu perro a orinar y defecar cada cierto número de horas, pero debes de tener en cuenta que éste tendrá ganas de salir después de: comer, tomar agua, dormir, jugar o hacer ejercicio.

3. Premiar; en cada ocasión que tu perro haga sus necesidades en el lugar correcto debes de felicitar y dar una pequeña recompensa. El premio para ésto debes de dárselo exclusivamente cuando haga sus necesidades en el lugar correcto.

4. Habilitar una zona para que el cachorro orine y defeque cuando tú estás dormido; puedes poner un pañal de absorción, periódicos, papel. Lo que te resulte más cómodo.

Restringe el plato con agua y dale de comer unas 4 horas antes de ir a dormir, sólo hazlo mientras estás entrenándolo, si hay temporada de calor extremo dejo a tu consideración el darle más agua para evitar el golpe de calor.

Si el perro duerme en la lavandería, colocarás su cama un par de pelotas o juguetes, y el resto del piso deberás de cubrirlo con papel, en la medida de que el cachorro se acostumbre a usar la superficie absorbente iremos reduciendo la superficie que debe de estar cubierta.

5. Usa limpiadores y desinfectantes apropiados para mascotas, ya que si éstos contienen lejía tu mascota tendrá más ganas de orinar encima de éste por su alto nivel de amoniaco (La pipí de perro tiene amoniaco). Lo mejor que puedes usar es un detergente enzimático que te ayude a borrar la mancha y huella de olor, puedes encontrar estos productos en los supermercados a un precio bastante accesible, lo que nosotros hemos probado es Cloralex mascotas y recomendamos su uso.

Si eres constante y alguien de tu familia te ayuda a cumplir estos puntos, podrás tener un perro mejor entrenado, con el que puedas convivir diario sin preocuparte de que te vaya a manchar los muebles o el coche con sus desechos, ésto es útil para todos aunque tu perro viva en exterior.